Como mejorar tu salud con la realidad virtual


Hoy ha sido un día de mucho estrés en el trabajo y pasar una hora en el coche por el atasco no ha ayudado para mejorar la ansiedad con la que llego a casa.

Comienzo mi rutina diaria. Primero una hora de ejercicios. He quedado con dos amigos para una carrera en bici por las montañas de Nevada, así que me pongo la ropa de deporte, me pongo mis gafas de realidad virtual y me subo a la bicicleta estática.

Han llegado puntuales! Empiezo a pedalear mientras me sumerjo en un precioso paisaje. Muevo la cabeza y veo como estoy rodeado de pinos y si miro hacia arriba veo un hermoso cielo azul. Los 20 minutos de la carrera me sirven como calentamiento para seguir con ejercicios de fuerza.

Elijo primero un juego de boxeo, comienzo a sudar rápido y a quemar calorías. Después cambio a otro dónde me tengo que agachar para esquivar obstáculos.

Para acabar, practico el equilibrio y estiro gracias a una aplicación de yoga. El instructor me va guiando a través del audio incorporado a las gafas de realidad virtual.

Me ducho y ceno, aún sigo con bastante estrés pero sé que voy a mejorar en breve.

Vuelvo a ponerme mis gafas de realidad virtual y me conecto a través de ella a mi ordenador. Me pongo unos mandos en las manos y con un movimiento voy  pasando por cada aplicación virtual. Consulto las últimas noticias en un navegador, creo una nueva lista de reproducción de música en Spotify y reviso el correo.

 

 

He quedado con una amiga que vive en Argentina. Voy a visitar su nueva casa virtual y quiero enseñarle la mía. Aprovecho para cambiar la decoración y poner un nuevo sofá.

 

Aún no ha llegado pero me ha dejado una nota que estará en 5 minutos. Cuándo aparece, entro en su casa y le felicito por como la ha decorado. Ha incorporado obras de arte, una chimenea y si me asomo a su balcón tiene un vista espectacular del océano con barcos piratas. Me reta a un par de juegos de puntería y pasamos un rato agradable lleno de risas.

 

Nos despedimos y me conecto a Facebook a través de las gafas para compartir escenas interactivas y ver alguna historia con amigos comunes conectados.

Facebook realidad virtual

Llega la hora irme a dormir y necesito relajarme del todo.  Me conecto a través de las gafas virtuales en un entorno  subacuático. Nado entre ballenas y delfines, puedo sumergirme y ver a otros animales mientras una música suave me acompaña. Cuándo estoy muy relajado me quito las gafas y duermo muy tranquilo.

Esta historia que parece sacada de un relato futurista, en parte aún es ficción pero será muy real en poco tiempo.

En el 2018 el dueño de Facebook, Mark Zukerberg, aspira a tener 1.000 millones de usuarios de realidad virtual, gracias a un dispositivo asequible y de calidad, que no dependa de un móvil ni de un ordenador de grandes prestaciones.

Está convencido que su dispositivo, el Oculus Go, va a ser el que consiga llegar a hacer masiva la realidad virtual. El precio es de 199 $, aún no hay precio en euros.

Tiene  pantalla LCD de alta resolución, audio integrado, auriculares estándar de 3,5 mm y un touchpad. Permite hacer todo aquello que aparece en el relato anterior y va a cambiar la forma en que nos relacionamos.

Para las empresas también va a suponer una revolución, contará con soporte para realizar reuniones de trabajo virtuales en tiempo real y asistencia técnica con un precio de 399 $.

Esto es el futuro inminente, ahora volvamos al presente.

¿Qué dice la ciencia sobre los efectos de la realidad virtual en nuestra salud?

¿La realidad virtual puede disminuir el dolor?

En estudios realizados se ha demostrado que reduce el dolor en un 24% en pacientes hospitalizados. Darte un paseo por Islandia en helicóptero o nadar entre ballenas en el océano, disminuyó el nivel de dolor de manera significativa.

La razón estriba en que cuándo tu mente está tan concentrada en el momento presente, impide percibir otros estímulos como el dolor.

El Doctor José Luis Mosso, cirujano de la Universidad Panamericana de la Ciudad de Mexico, está realizando operaciones que requieren de analgésicos potentes y sedantes sólo con anestesia local y unas gafas de realidad virtual. Mientras opera un lipoma de 6 cm. de ancho de ancho, su paciente de 61 años está relajada y absorta en una visita a las ruinas de Machu Pichu. Primero ve una increíble vista aérea y después desciende y visita las calles y las cabañas de piedra.

La clave es utilizar un ambiente virtual relajante. Nada de entornos que generen ansiedad y puedan disparar la tensión arterial.

También se han hecho pruebas en las unidades de cuidados intensivos. Si has estado alguna vez ahí, sabes el estrés que trae consigo, con la luz siempre encendida y las deficiencias cognitivas que provoca. El uso de la realidad virtual mejoró el estrés, redujo la necesidad de sedación y tuvo un efecto relajante.

Otra aplicación práctica de utilidad es a la hora de extraer sangre a niños. En un estudio realizado en el Hospital Pedriático de los Ángeles se demostró que la ansiedad, el dolor y la angustia generada por el procedimiento se redujo en gran medida. Lo mismo sucede cuándo se utiliza para disminuir la ansiedad que tienen los niños antes de una operación quirúrgica.

También se utiliza en hospitales de EE.UU. para mitigar el dolor causado en enfermos por quemaduras. Inmersos en un entorno natural nevado, lanzaban bolas de nieve mientras les cambiaban los vendajes.

En situaciones de dolor agudo y crónico, la realidad virtual puede ser una gran ayuda, pacientes con fibromialgia o cáncer se benefician del efecto sedante.

¿Qué beneficios tiene la realidad virtual en el tratamiento de enfermedades mentales?

La medicina tradicional recurre al uso de medicamentos pero tienen efectos secundarios  y traen consigo problemas de dependencia.

Para personas con depresión, la realidad virtual ofrece grandes resultados.

En el estudio de la University College London y la IREA-Universidad de Barcelona, se utilizó para tratar a 15 pacientes con depresión de entre 23 y 61 años.

Por medio de un avatar se “encarnaban” en un adulto que consolaba a un niño angustiado. Después,  se cambiaban las tornas y sen encarnaban en el niño que recibía sus propias palabras. El objetivo es que los pacientes sean menos críticos y más compasivos con ellos mismos ya que la depresión te hace ser muy autocrítico.

Los pacientes lograron una mejoría que además se mantiene en el tiempo al ser capaces de identificar situaciones en que eran muy autocríticos y parar ese dialogo mental dañino.

En transtornos por estrés postraumático el estado de ansiedad es muy elevado, con un ritmo alto de ondas alfa. Con la realidad virtual pueden reducir la onda cerebral dominante a un ritmo más tranquilo, con un mayor procesamiento de la atención y una mejora de los síntomas.

El Doctor Daniel Freeman, del Departamento de psiquiatría de la Universidad de Oxford, usó la realidad virtual para poner a 30 pacientes con paranoia severa en situaciones virtuales estresantes para ellos, como entrar en un tren abarrotado o en un ascensor lleno de personas.

Los pacientes que por medio de su avatar eran capaces de mantener la mirada de los otros personajes y se les instaba a bajar sus defensas, tuvieron reducciones muy notables de los delirios paranoides. El 50% dejaron de tener paranoia severa al finalizar el día de la prueba. Les sirvió para transformar sus vidas, con la ventaja de poder usar esta tecnología en su propio hogar.

La realidad virtual puede ayudarte cuando padeces de estrés, ansiedad, fobias, miedos, estrés postraumático, e incluso paranoias.

¿Cómo puede ayudar la realidad virtual a los terapeutas profesionales?

Para los terapeutas la realidad virtual va a suponer una gran ayuda.

Podrán exponer a sus pacientes a situaciones que les supongan un gran estrés sin los costes derivados de hacerlo en la vida real. Si su paciente tiene miedo a volar o a fobias sociales, podrá recrear la misma sensación que cuando se expone a esa situación y así enfrentarse a sus miedos.

En España hay una empresa pionera que ayuda a los profesionales, Psius, que incluye una plataforma de software personalizable, gafas de realidad virtual y dispositivos de biofeedback.

Se podrá seguir un tratamiento en casa personalizado por un profesional para disminuir la ansiedad y el estrés  gracias a la realidad virtual.

A día de hoy hay aplicaciones de realidad virtual como Deep, que te sumergen en un mundo submarino relajante, y por medio de un control en la cintura, te permite adecuar la respiración y usar las técnicas correctas a la hora de respirar para alcanzar un alto grado de relajación. Esta claro que esto no es meditar, pero si ayuda a conseguir un estado de relajación que favorece la meditación.

Otras aplicaciones como Guided Meditation VR también te servirán para conseguir un estado de relajación muy alto. Podrás pasarte por un bosque, descansar en una playa paradisíaca o relajarte en un jardín zen de Japón gracias a esta aplicación.

¿Cómo podemos estimular nuestro cerebro con la realidad virtual?

Entrenándolo a través de la actividad cognitiva.

El entrenamiento cognitivo permite potenciar áreas específicas del cerebro que realizan determinado tipo de funciones.

El buen funcionamiento cognitivo también está relacionado con unas buenas relaciones sociales, familiares y amigos, y de emociones positivas.

A través de ejercicios mentales, podemos producir cambios en nuestro funcionamiento intelectual. No va a servir con aprender idiomas nuevos, necesitamos ejercicios específicos y hemos de practicarlos con regularidad.

Como es algo que vamos a tener que hacer el resto de nuestras vidas y ha de ser un hábito, debe de tener una condición fundamental. Que nos divierta. O por lo menos que lo pases bien mientras realizas esa actividad. La realidad virtual nos va a permitir introducir esta rutina en nuestras vidas y divertirnos al mismo tiempo.

Una gran ventaja de incorporar en nuestros hábitos de vida el entrenamiento cognitivo es que perduran más de 5 años las mejoras conseguidas. Además mejoran el rendimiento del razonamiento, con independencia de la edad y el nivel de estudios alcanzado.

¿Qué ventajas tiene la realidad virtual en el caso de personas mayores?

La falta de movilidad y la soledad son malos compañeros de viaje cuando vamos cumpliendo años.

Muchas personas mayores tienen sentimientos de depresión y aislamiento. La realidad virtual mejora esta realidad y en estudios realizados, cuando pueden sumergirse en un entorno de naturaleza relajante, se obtienen los siguientes resultados:

  • Se sienten más relajados
  • Tienen sentimientos de felicidad
  • Están menos preocupados
  • Se sintieron más felices

Todos los que participaron en los estudios, manifestaron que los efectos duraron todo el día, se sintieron también más seguros.

Ruth Clunie, de 98 de edad con sus nuevas gafas de realidad virtual

Otra situación habitual en personas mayores es la falta de movilidad. Se pasan muchas horas sentados delante de la televisión y pierden movilidad. Tampoco tienen estímulo alguno para subirse a una bicicleta estática y pedalear delante de una pared.

Estudios demuestran que personas mayores sedentarias que siguieron un programa de ejercicio físico 3 veces por semana, durante una hora, en 6 meses consiguieron resultados espectaculares en velocidad de procesamiento, aptitud espacial, función ejecutiva y control. El cerebro se estimula mediante el ejercicio aeróbico.

Además, con la edad se produce déficit en el tejido nervioso y el ejercicio aeróbico produce cambios positivos, mejorando el volumen y la generación neuronal.

En Copenhague los fisioterapeutas de una asilo utilizaron la realidad virtual para conseguir que los ancianos realizasen ejercicio cada día. Se subían a una bicicleta estática inmersos en un mundo virtual. A medida que pedaleaban veían caminos entre bosques, lagos, prados verdes, o pinos con nieve. Si subían una cuesta costaba algo más pedalear para que la experiencia fuese más real, y si levantaban la cabeza veían los pájaros volar con un cielo azul.

Los participantes se sintieron felices mientras hacían ejercicio y sirvió de motivación para que incluyesen en su rutina diaria el ejercicio.

En otro proyecto realizado en el condado escocés de Renfrewshire, se utiliza la realidad virtual para que personas mayores aisladas por problemas de movilidad, puedan participar en actividades de su comunidad. Ir al teatro, a museos, exhibiciones o incluso actividades comunitarias en directo será posible gracias a esta tecnología.

En el futuro veremos centros para ancianos con salas equipadas para la realidad virtual para que puedan mejorar su salud física y mental.

¿La realidad virtual nos ayuda a aprender?

La realidad virtual no sólo va a ayudarnos a mantener nuestro cerebro en buen estado.

También nos va a ayudar a  seguir aprendiendo toda la vida.

Una de las grandes ventajas que tenemos todos es la plasticidad cerebral. Cumplir años no es sinónimo de perder la capacidad de aprender. A lo largo de toda nuestra vida tenemos un órgano que es capaz de mejorar, siempre y cuándo le demos el entrenamiento adecuado.

Al igual que un músculo o una articulación se atrofia si no se usa, el cerebro también necesita ser ejercitado para mantener su increíble capacidad.

La capacidad de aprender existe mientras existe la vida

Gracias a la realidad virtual podremos aprender idiomas, seguir cursos de cualquier materia o visitar museos desde cualquier ubicación y a cualquier hora del día con independencia de la edad que tengamos.

¿Qué otros usos tiene la realidad virtual para mejorar tu salud?

El uso de la realidad virtual en el entorno de atención médica también es de gran utilidad.

Situaciones como ir al dentista o recoger unas pruebas médicas son una fuente de estrés.

En EE.UU. se probaron para reducir la ansiedad generada cuándo estás sentado en la silla de un dentista y los resultados fueron espectaculares. Todos los pacientes que deambularon por un entorno virtual de naturaleza mientras el dentista hacía su trabajo, relataron que la experiencia fue muy satisfactoria y redujo en gran medida la ansiedad generada por esa situación.

Entorno relajante realidad virtual

Además mejorará la calidad de la atención que recibamos. El médico estará mejor formado ya desde los inicios de la práctica médica, al haber realizado operaciones en entorno virtuales o haberse enfrentado a urgencias médicas con pacientes virtuales.

¿Tiene efectos secundarios o genera dependencia la realidad virtual?

En un estudio realizado por el Dr. Spiegel en Cenars-Sinai Medical Center de Los Angeles, donde se han tratado a más de 300 pacientes con realidad virtual, no había efectos secundarios. Se excluía a pacientes con vértigo ya que lo puede empeorar. En el propio manual de Samsung Gear se habla de un riesgo de un 0,025% de tener convulsiones.

La dependencia tampoco es un problema. En el estudio del Dr. Spiegel, los pacientes recurrían a sesiones de 10-15 minutos para obtener los beneficios de esta tecnología. Lo máximo registrado han sido 134 minutos en un día.


Ahora mismo hay una pequeña comunidad de fanáticos de la realidad virtual. La posibilidad de jugar, hacer ejercicio físico, relajarte y comunicarte con otros usuarios a través de entornos virtuales la hacen muy atractiva.

Hasta ahora grandes barreras para la compra de un dispositivo de realidad virtual era tener que usar el móvil o estar conectados por medio de cables a un PC. La duración de la batería, que se caliente o que no tenga giroscopio, son limitaciones que en el 2018 pueden verse superadas por los avances tecnológicos.

El próximo año 2018 promete grandes avances en la realidad virtual que podremos ver en la conferencia CES que se celebra en EE.UU. del 9 al 12 de enero.

Lenovo se ha asociado con Google para lanzar unas gafas independientes del móvil que ejecuta su plataforma Daydream.

HTC que ya había presentado unas gafas de realidad virtual independientes aunque sólo para China, presentará las HTC Vive Eclipse en Europa. Tendrá dependencia de un ordenador que estará conectado vía inalámbrica. Contará con unos controladores con 21 sensores y sujetos por cintas a las muñecas.

Ya hemos visto lo que las Oculus Go van a poder hacer.

Las grandes empresas y la industria militar están invirtiendo en realidad virtual y eso es una gran noticia para nosotros como usuarios.

Un dato como ejemplo, el grupo de viajes británico Thomas Cook, aumentó un 190% las reservas en la ciudad de New York ofreciendo visitas virtuales. También los hoteles más importantes del mundo están invirtiendo para inspirar a sus clientes a reservar en sus instalaciones.

Podemos usar esta tecnología en nuestro beneficio, incorporarla a nuestras vidas y mejorar nuestra salud mental y física gracias a ella.

Como mejorar tu salud con la realidad virtual
5 (100%) 2 votes

Artículos relacionados que te pueden interesar


2 comentarios en “Como mejorar tu salud con la realidad virtual

Deja un comentario